Semana santa en film

Cristo universitario

Que mejor momento que la Semana Santa para probar cosas diferentes, fotográficamente hablando.

Por ello y aprovechando mi “nueva” Canon Ae1 Program y su peso liviano en comparación con las actuales cámaras digitales, no he tenido reparo a la hora de llevarla conmigo un par de días por las calles de la ciudad mientras disfrutaba, o sufría según se mire, de la estupenda Semana Santa que Córdoba nos brinda.

Disparar con una cámara de carretes es sin duda una experiencia que todo aquel que se considera fotógrafo debe probar. El placer de presionar un obturador de verdad, que hace un auténtico clic al saltar y destensarse, es indescriptible con palabras. Además de esto, está el lujo de hacer las cosas con calma, para que todo quede como debe. Algo tan sencillo hoy día como apuntar y disparar no es para nada tan simple cuando estás trabajando con una réflex de enfoque manual y apertura 1.4 en su objetivo.

Espero como siempre que os gusten las fotos, que al ser de carrete no tienen ningún tipo de procesado posterior al escaner. Y es que los colores, y texturas que se obtienen con la fotografía química no se consiguen con el digital.

¡¡¡Vivid!!!

Virgen universitaria

Nazareno Universitario

Cristo junto al templo Romano

Viandantes observando

Las penas Córdoba

La borriquita en Córdoba