Florece la primavera


Sábado, qué mejor manera de pasar la mañana que ejercitando aquello que además de mi trabajo es mi pasión.

Hoy he salido con mi compañero de andanzas José Luis Fuentes (os recomiendo visitar su blog) a hacer unas fotos por ahí.
Viendo cómo estaban los árboles empezando a mostrar su verde belleza no he podido evitar hacer algunas fotos que ahora comparto aquí.

No son nada especial, solo un ligero sentimiento poético que hoy me recorría por dentro y que para despedir a mi querida 5D mkIII, que va a manos de un grande de esto de la fotografía de boda, he tomado solo, como el último recuerdo fotográfico que tendré de mi querida Canon.

Pero como en esta vida hay que evolucionar, he decidido que mi trabajo debe ser mejor y para ello he adquirido el equipo que mejor vendrá a mi forma de entender la fotografía.

Os dejo ya con estas fotos tomadas hace unas horas.
Salud y buena vida.